29 trucos para tu vida diaria que funcionan de verdad

29 trucos para tu vida diaria que funcionan de verdad

El concepto de «life hack» es una parte fundamental del ADN de plataformas como YouTube e Instagram. Los objetivos originales detrás de estos trucos son aprender algo nuevo, reutilizar cosas que podemos tener en casa juntando polvo, optimizar espacios, y en lo posible ahorrar dinero, lo cual siempre es bienvenido. El problema es que la mayoría de ellos no funcionan tan bien como lo enseñan en los vídeos, por lo tanto, hoy vamos a tratar de reconocer a aquellos que en realidad presentan alguna utilidad.

Un comentario bastante recurrente que veo dentro de canales y portales enfocados en «life hacks» es que los trucos son muy agradables a la vista… pero nadie debería reproducirlos. Una prueba contundente de ello es el canal 5-Minute Crafts, con casi 15 millones de suscriptores en YouTube, y sucede algo similar en los programas de cocina. Los platos son deliciosos y la presentación formidable, sin embargo, los ingredientes son perfectos, las cocinas califican como utopía, y nunca faltan las «Rosita» (verdaderas heroínas en segundo plano) que salen al rescate con la mezcla ya preparada para ganar tiempo. En otras palabras, la misión del usuario y/o televidente es separar a la realidad de la ficción, y comprobar por mano propia qué es lo que funciona.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=NnZzY2cwDCQ?feature=oembed&w=709&h=399]

Por ejemplo, crear una luz negra con el LED blanco del smartphone promedio (que no tiene emisiones por debajo de los 400 nanómetros) no funcionará, a menos que el plan sea obtener una «luz negra falsa». Al mismo tiempo, usar un Sharpie como vela de emergencia es una idea espantosa, pero la «botella de luz» es bastante efectiva (recomiendo echar un poco de cloro en el agua). El uso del velcro (que polariza mucho a la gente) en objetos pequeños para ganar espacio y no perderlos de vista resulta conveniente, al igual que hacer un pequeño nudo en las extensiones eléctricas para que no se desconecten de un simple tirón. Utilizar una varilla con líquidos lo aprendí en las clases de química, y el esmalte transparente a la hora de asegurar tornillos o aislar puntos eléctricos de bajo voltaje en circuitos funciona bien.

Hacer jabón líquido te ayudará a reutilizar todos esos jabones de cortesía o con formas extrañas (baño maría en vez de microondas, y el proceso cambia si son de glicerina o aceite), el dentífrico como pasta de pulir funciona (aunque lo pensaría dos veces en gafas con graduación), y después hay hacks muy antiguos, entre los que se destacan planchar con almidón, agua para pelar huevos, y bolsas gruesas de cartón estilo McDonald’s a la hora de envolver vidrio. En lo personal, me quedo con los trucos para doblar ropa. Mi «crisis de armario» es eterna, y cualquier cosa que me permita ganar espacio será recibida con los brazos abiertos.

Deja tu voto

0 puntos

Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

قالب وردپرس

https://twitter.com/daxhiweb

Deja un comentario